sábado, 1 de mayo de 2010

CONTRO LA SEXOFOBIA

El porno, prohibido en televisión

Hoy entra en vigor la Ley General Audiovisual. Las escenas de violencia gratuita o pornográficas incluidas en series, películas o programas de televisión en abierto estarán prohibidas por ley a partir de este sábado, cuando entra en vigor la Ley General Audiovisual , aprobada el pasado 18 de marzo en el Congreso de los Diputados.

imagina el infierno

de pornoterrorismo.com

Una muerte más de la familia LGBT de Turquía! El 27 de Abril una mujer transexual, Azra, fue asesinada en su coche a las 5.45 en Izmir, Turquía. Como muchas otras que han sido objeto del odio contra la gente LGBT en Turquía, Azra era amiga y compañera de la comunidad LGBT turca. Ella era una de las primeras miembras de la organización “Siyahpembeucgen” (triángulo negro-rosa) y fue asesinada por ser transexual. La organización Siyahpembeucgen también está en medio de una lucha para evitar su cierre por parte del Ayuntamiento de Izmir.

Durante 18 años la gente LGBT de Turquía ha luchado por sus derechos en un país que no puede ser definido como oriente u occidente, luchando contra la homofobia, la transfobia y el sexismo a través de un proceso de transformación de la sociedad turca; los activistas LGBT de Turquía también están tratando de definir su posición y crear argumentos en contra de las perspectivas orientalistas del mundo occidental.

Imagina un lugar donde la muerte te pisa los talones, vive dentro de tu ropa interior, de tu coño, de tu ojete.

Imagina un lugar donde vivir con miedo es la única alternativa que tienes para seguir viviendo.

Imagina un lugar donde hay una ley que se llama “morales generales” y que se volverá en tu contra siempre que no seas exactamente como esas morales te dicen que tienes que ser, es decir: casadx, con familia, religiosx y trabajo decente.

Imagina un lugar donde por ser transexual nadie te dará un trabajo “decente”, te pondrán multas de tráfico por distraer a los conductores, te pondrán multas por tomar un café a medio día en cualquier cafetería o por ir al supermercado a comprar, porque en realidad el único momento del día en que podrás salir a la calle será por la noche, cuando nadie pueda verte, cuando cualquiera puedanasesinarte con total impunidad.

Imagina un lugar donde la condena por asesinato es de cadena perpetua a no ser que: la persona asesinada haya ofrecido sexo anal al asesino o la persona asesinada haya cometido un agravio de honor para con su familia, casos en los que la condena no superará los 6 años de prisión.

Imagina un lugar donde tu familia puede matarte (enfrentándose sólo a 6 años de condena) por ser una mujer adúltera o por negarte a casarte con quien ellxs eligieron para ti, o por ser marica, trans, bollo…

Imagina un lugar donde el movimiento por los derechos GLT comenzó en el 93 en la más absoluta clandestinidad y que la primera vez que se armaron de valor para dar la cara en las calles fue en el año 2006 (fueron 40 personas).

Imagina un lugar donde el movimiento GLT luchó durante 4 años por poder constituirse como asociación legal sin ningún éxito a pesar de que es sumamente fácil constituir una asociación y que entre los impedimentos que les pusieron esta la razón de que la asociación atentaba contra la ley de “morales generales”, no tenía un nombre turco, etc. La cosa se complicó aún más cuando gays y lesbianas incluyeron a las trans en su proyecto.

Imagina un lugar donde el gobierno (2009) te prohibe explícitamente existir como movimiento, como persona, como asociación, como ser humano, y que además este mismo gobierno está intentando formar parte de la unión europea.

Imagina un lugar donde la prensa llama justicia a los asesinatos de transexuales y maricas, que la gran mayoría celebra con un “unx menos”.

Imagina un lugar donde si consigues superar la inmensidad de obstáculos que hay para poder publicar una revista o fanzine de temática gay-lésbica-trans te lo venderán siempre metido en una bolsa de color negro, como sucede con las revistas porno.

Imagina un lugar donde vas a la policía porque tu familia quiere matarte por maricón, pasan de ti totalmente y al día siguiente mueres acribillado a tiros por tu propio padre.

Imagina un lugar donde la manifestación del orgullo gay (2009, 5000 personas), transitando por una de las calles más concurridas de la ciudad se convierte en una encerrona de la policía que no la deja circular y que, megáfono en mano, esta misma policía solicita a la gente que la que no sea homosexual que se aparte y siga su camino.

Imagina un lugar donde el gobierno diga al coletivo GLT que les perdona la vida pero que no hagan pública su condición “inmoral” porque les parece que podría ser contagiosa.

Imagina un lugar donde la “izquierda progresista” no hace prácticamente nada por los derechos del colectivo LGT, y que sólo desde hace un año han dejado de callarse en las manifestaciones.

Imagina un lugar donde las personas gays, lesbianas y transexuales no viven en un armario sino en un ataud, al igual que miles de mujeres, enterradas en vida independientemente de su orientación sexual.

Imagina un lugar donde la manifestación del orgullo gay se ve obligada a refugiarse en un edificio porque una turba de 300 personas (todas ataviadas con la camiseta de su equipo de fútbol), armadas con palos y pistolas, quiere quitarles la vida, y sólo consiguen salir del lugar escoltados por la policía.

Lo visualizas? Lo ves? Lo imaginas? ES EL PUTO INFIERNO. ES TURQUÍA.

///////

Lambda Istambul es esa asociación que tanto ha luchado por salir adelante.

Kaos GL es esa revista que hasta hace muy muy poco se vendía en bolsitas negras y que actualmente sólo puede comprarse por internet debido a las restricciones del gobierno.

Este año se está preparando una gran manifestación en Istambul, este es el blog del evento: http://pride-istanbul.blogspot.com/ Si tenéis la posibilidad de ir, hacedlo, necesitan apoyo, gente, jodida solidaridad. Sería mucho mejor que quedarnos aquí en nuestros fiestones apocalípticos o en nuestras fiestas que reivindican políticas burguesas, matrimonios de mierda, etc.

El chico al que mató su familia se llamaba Ahmet, era oso, y el autor de su asesinato nadie se ha molestado en buscarlo a pesar de que se sabe perfectamente que fue su padre.

De las trans asesinadas la lista es tan larga (más de 25) que si queréis más información no os costará encontrarla.

Ayer la charla en La Carbonería fue un guantazo en la cara por el que siento gratitud y rabia. Si he equivocado alguna de las informaciones que doy por favor corregidme, aquello era demasiado, demasiado shock como para recordar con precisión. Gracias Babet (chico turco/kurdo? que no desea volver sino quedarse entre nosotrxs porque su vida corre peligro allí, si hay alguien que quiera hacer algo por él, pídanle matrimonio, por ejemplo), Milen, Yasmín y a la chica del pelo rojo que no recuerdo su nombre.

PD: Ruego que si me he dejado algo o si queréis añadir algo lo hagáis en los comentarios. Si ponéis más de 3 links vuestro comentario no se publicará y se irá a spam, así que por favor escribidme un mail a pornoterrorismo@gmail.com si queréis poner un comentario con más de 3 links.


PUTAFEMINISMO o NOSOTRAS SOMOS MÁS DE FOLLAR

de Itziar Ziga

Por fin en mi zulo, tras una gira mediterránea que me ha dejado exhausta y rebosante, sobre todo de cositas buenas.
La verdad es que quería escribir sobre las jornadas transfeministas de Can Vies... y deseaba elaborar algo reposado, meditado y sincero. Esto es lo que me apetece decir...
Por supuesto que hubo buen rollo, re-encuentros siempre tan dulces que la dejan a una sabiéndose superpoblada por dentro, encrucijadas políticas siempre imprescindibles para no apalancarse, amor y resistencia. Pero no voy a negar que allí se materializó una brecha que no es nueva, que arrastramos y que ya no deseo obviar o silenciar. Y que me ha hecho resituarme políticamente, o más bien aclarar mis ideas y prioridades. Y pronunciarme.
La tarde del sábado se dió un debate en el que por supuesto participé (buena soy yo para callarme) que para mí podría resumirse en una dicotomía, una más. ¿Es más importante/urgente luchar contra el binarismo o contra la sexofobia?...
Por un lado, ambas manifestaciones del heteropatricarcado capitalista se necesitan entre ellas, of course. Pero de alguna manera establecemos prioridades en nuestra agenda política, siempre se ha hecho. Y esta jerarquía de urgencias ha provocado no pocos dolores y excisiones, por ejemplo, las lesbianas nos hemos cansado mil y una veces de partirnos la cara por el aborto y la contracepción en la lucha feminista y quedar invisibilizadas. Y las mujeres han dado una patada en el culo a los hombres en los espacios mixtos again and again para pelear contra el machismo. Y de ahí nuestro tan cuestionado separatismo.
No voy a entrar en los derroteros que tomó (que tomamos) en el mentado debate, lamentables en algún momento, la verdad. (Aunque a mí me ponga lo lamentable, pantojismo activista for ever!) Pero algo sucedió, algo se evidenció.
El texto de mis amadas IdeaDestroyingMuros me hizo llorar de la emoción. Es tan radicalmente explosivo y liberador, retrata mi vida, mi gozosa cotidianeidad robada a zarpazos a este monstruo heterocapitalista que nos precariza sin tregua... Luego aquello devino en un corro de bolleras, al parecer.
La verdad es que sí, que somos un corro de bolleras a las que nos encanta follar, drogarnos y hablar de ello. A quien se le escape lo subversivo que es esto, él se lo pierde. Lo de entendernos. Lo de el sexo y el dulce veneno, por descontado.
Quizás haya espacios que deseemos/disfrutemos compartir y otros que no. Esto no es grave, ya se dijo. Mi prioridad ahora es combatir la sexofobia y las putafobia galopantes que pretenden convertir nuestras ciudades en espacios abstemios de lujuria. Esa ordenanza del civismo en Bilbao que ya no sólo va a penalizar a las putas autónomas y visibles, sino cualquier expresión sexualmente explícita y pública. Señoras, señores: ahí me están tocando lo mío. Ya van al grano, ya el lobo ha sacado no sólo las orejas, sino las zarpas. Sexofobia.
La lístísima y buenorrísima Alba (perdón, ya dije que soy una bollera obsesa sexual) me contó en Cádiz que piensan incluir la hipersexualidad como patología en el próximo recuento siquiátrico de lo que debe castrársenos a las humanas. No es paranoia, la sexofobia es una amenaza real para mí, para nosotras. A veces incluso asoma en una asamblea transfeminista y desde luego, ninguna lucha social o alianza política va a erigirse como otro armario para mí. (De hecho, llevo laaargos años follando con mis amigas en todas las casas okupas de Barcelona sin que nunca nadie haya venido a decirnos que no es correcto.)
Por esto, porque reapropiarnos del estigma de puta y corrernos cuando se nos llena la boca con esa palabra escarlata es para mí lo más exorcizante como mujer y como bollera. Porque mis prioridades de alianzas están cristalizando de una manera más viva y fluida últimamente con mis hermanas putas, me declaro desde aquí PUTAFEMINISTA, entre otras muchas cosas.
Como dice Carmen, esa sabia tabernera de Iruñea: yo soy más de follar.
Eso no quiere decir que renuncie a combatir el binarismo, la violencia machista, la ley de extranjería o el derribo del Cabanyal, aunque sea de corazón y de tripas. Lo que sí que me niego es a debatir one more time qué es más importante, urgente, prioritario, transformador, necesario... y a imponérselo a las demás o a dejar que me lo impongan. Las jerarquías para quienes se beneficien de ellas, creo que he atesorado una miqueta de madurez activista.
Y hablando de jerarquías, exclusiones, discriminaciones... en el debate del domingo se me trató de hacer ver que en todo vínculo humano hay relaciones de poder. No soy gilipollas, dejémonos de revelaciones foucoltianas. (Gracias Sandra y Auro por explicaros mejor que yo, sois grandes y divinas.) Pero, si ponemos sobre la mesa las relaciones perversas de poder, pongámoslas todas, please. Porque, por ejemplo, puede haber un trans masculino que capitaliza, boicotea, exluye, revienta círculos de activismo, ¿o no? Porque mi coño sea normativo (esto me lo dijeron hace años para hacerme ver que yo no podía performar posporno y ahora para mí es como un título nobiliario) no significa que automáticamente esté mejor situada para machacar al del coño no normativo de al lado.
Por otro lado, y como dije allí, me niego a fundar un espacio de convergencia híbrido desde el presupuesto, sin ir más lejos, de que las bolleras somos tránsfobas, los trans sexófobos, las maricas misóginas y reproducciones tópicas antagonistas por el estilo. Es como si en mi alianza con moras para luchar juntas por nuestra autonomía indumentaria (que se están dando gozosamente), ellas no cesaran de recordarnos a nosotras que provenimos de la religión hegemónica. Así no se construye nada, es como echar a andar con palos en las ruedas. Y yo soy más de trotar...
En fin, seguiré regando los campos del enemigo con los tsunamis que se precipitan entre mis piernas cuando otra zorra me folla. A pleno sol. Sin miedo. Tierra y Libertad!!!!!!!!!


6 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

Sí, la sexofobia es una de nuestras amenazas más chungas, pero lo ha sido siempre, ahora se está haciendo más explícita y se está armando más descaradamente, pero es la misma cosa de siempre.
Otra amenaza de todo esto, que quizás haya pasado inadvertida en las jornadas, es que pensemos que con follar cuando, como y con quien nos place en cada momento es algo subversivo per se. Porque no lo es. Podemos follar como animales, pero los animales nunca cambiarán el mundo.
Hay que apuntar al objetivo, no hacer las cosas sólo porque nos lo pide la entrepierna, nos lo tiene que pedir también nuestra estrategia, aunque esa estrategia sea, precisamente, follar.
Para mí un ejecutivo que se pone una raya de farlopa, y que está con ello haciendo algo que contraviene las normas del sistema, no tiene nada de ni de político ni de trasgresor.
Igual una persona que tiene la capacidad de ponerse a follar en cualquier parte. Vale sí, hace algo que toca las pelotas, pero si esa tocadura de pelotas no es consciente, no tiene ningún valor para mí.
No sé si me explico...

En todo caso ya sabemos todas donde está la batalla, está donde estuvo siempre, en el sexo. La diferencia es que ahora tiene que ser una lucha a conciencia, que no se olvide de la honestidad y que no se quede cegada por el placer de un orgasmo.

Os abrazo,
Diana

ideadestroyingmuros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ideadestroyingmuros dijo...

La búsqueda en romper nuestras ataduras no está simplemente en follar esto está claro.
Personalmente son pocas las ocasiones que me ponen tanto para follar disfrutando de lo que estoy haciendo.
Me pone tener bien claro que se follo en publico o en lo que considero mi privado, es un acto de ruptura...ni siquiera pienso en lo político, ni se si siempre lo quiero.
A veces te libra de un limite y en seguida te pones otro, así que pensamos que follando hemos alcanzado algo cuando en realidad volvemos a cerrarnos. A veces la politica llega a ser la justificaciones de un acto y se convierte en moral.
Para mi es un acto de roptura continua con los demas y con unx mismx, follar para quitar todas las cargas de sentido que siempre hay que tener en hacerlo sin nada mas.
Estuve tanto reprimida en mi vida que cuestiono todo.
Estoy siempre en estado de alerta...después como follan lo demas yo que se...puedo compartirlo o no, intiendo lo que quieres decir con tu comentario pero el problema es que esta libertad de la cual tanto hablamos
y criticamos en realidad no existe, no he conocido a nadie que sea libre sexualmente o emocionalmente hablando así que creo que todavía hay mucho por hacer y allì creo que està la cuestiòn...

besos diana
Mery

Anarco Cerda Sudaka dijo...

asi estamos apura prohibicion
cuidate de quien te queire cuidar
enfin un asco de semana no?
las extraño guerreras

Anarco Cerda Sudaka dijo...

ni lo vas a conocer mery
la libertad no es un ideal contra el que nos medimos
la sexualidad es una construccion que nos agenciamos entre afines
que nos curramos dia a dia y a la cual no vamos a claudicar

Itziar a ratos dijo...

nenas, puttanas, gracias por el chute, ke placer konspirar con vosotras, siempre... sobre debates sobre la libertad y el ser en plan anarkistas de blog, no me apetece entrar, prefiero el activismo de las que estuvimos allí, y que no me dé lecciones nadie, please, para eso las monjas
gggggrrrrrrrr