viernes, 12 de junio de 2009

NUNCA DEMASIADO OBVIO - Non è mai troppo ovvio




Mario Mieli (Milán, 21 de mayo de 1952 - 12 de marzo de 1983) es considerado como uno de los fundadores del movimiento de liberación LGBT en Italia y es, entre los autores italianos, el que se ocupó con más intensidad de los estudios sobre la homosexualidad en su concepto más amplio, tanto desde el punto de vista antropológico como histórico.
Ha dado nombre al
Circolo di cultura omosessuale Mario Mieli (Círculo de Cultura Mario Mieli), creado en Roma en 1983, el año de su muerte.
Mario Mieli nació en 1952 en una familia de la burguesía industrial católica, que obstaculiza el desarrollo de su personalidad hasta el punto de que lo internan en un hospital psiquiátrico.
Recibe un doctorado en Filosofía moral, cuya tesis será publicada en 1977 en forma revisada con el título de Elementi di critica omosessuale (Elementos de crítica homosexual) y que se convertirá en uno de los fundamentos de la teoría sobre
género en Italia y, en menor medida, internacionalmente.
A principios de la década de 1970, parte hacia
Londres, donde frecuenta el Gay Liberation Front local. De vuelta a Italia en 1971, forma parte de la fundación del F.U.O.R.I. - el primer movimiento de liberación gay italiano, con el que se distancia cuando, en 1974, éste forma una federación paritaria con el Partido Radical.
Entretanto, se dedica al teatro, provocando escándalos - por ejemplo, recordar el espectáculo La Traviata Norma. Ovvero: Vaffanculo... ebbene sì! (La Norma descarriada. O bien: a tomar por el culo... ¡pues sí!, 1976).
Mario Mieli fue uno de los primeros en contestar las categorías de género vistiéndose siempre de forma femenina; coprófago sin complejos, empleó su imagen también para apoyar la batalla de los derechos individuales inalienables.
Aparece retrartado bajo el nombre de «María» en la novela Turbamento de
Dario Bellezza.
Mario Mieli, junto con Ferruccio Castellano, Massimo Consoli, Elio Modugno, Angelo Pezzana y Nicolino Tosoni, forma parte de los primeros estudiosos y activistas del movimiento de liberación gay italiano. Todos compartían la convicción de que la eliminación de la homofobia ancestral se debía basar sobre el conocimiento de la propia identidad, censurada desde el nacimiento por la cultura dominante, a la que acusaban de ser antropológicamente sexófoba y obstinadamente homófoba. Partían de esa base para luchar contra la discriminación oponiéndose a aquellos que se identificaban con una sexualidad automáticamente definida como natural y normal.
Buscó el núcleo de la cuestión que los homosexuales tenían que enfrentar no sólo en la oposición
heterosexualidad - homosexualidad, sino también en la denuncia de la inconsistencia y del vicio ideológico del principio de la «monosexualidad». A esta perspectiva unilateral, incapaz de aceptar la naturaleza ambivalente y dinámica de la dimensión sexual, opone un principio de eros libre, múltiple y polimorfo.
Abrazó el
marxismo, buscando remodelarlo en función de la lucha por la liberación homosexual, por una liberación plena y entera de todos los homosexuales.

3 comentarios:

chiara dijo...

combattere per la pace é come scopare per la castitá.
mario mieli '77

chiara dijo...

+
la liberazionde dell' eros e la realizzazione del comunismo passano necessariamente e gaiamente attraverso la (ri)conquista della transessualitá e il superamente dell' eterosessualitá quale oggi si presenta.
La lotta per la (ri)conquista della vita é anche e soprattutto lotta per la liberazione del desiderio omoerotico,(...) combattendo la rimozione stessa, ovvero battendo, cioé diffondendo i piaceri e il desiderio dell' omosessualitá."
da " elementi di critica omosessuale"

Tr.
Combatir por la paz es como follar por la castidad.

+
La liberación del eros y la realización del comunismo pasan necesariamente y felizmente por la (re)conquista de la transexualidad y el superamento de la heterosexualidad tal como la se entiende hoy en día.
La lucha por la (re)conquista de la vida es también y sobretodo la lucha por la liberación del deseo homoerotico, (...)combatiendo la remoción misma, osea battendo*, como decir difundiendo los placeres y el deseo de la homosexualidad.
de "elementos de critica homosexual"

*en italiano significa batir la calle, osea prostituirse

((( Heroína de lo periférico ))) dijo...

Mery!!
Hola hermosa!! Gracias por tu comment en el blog.
Un piacere anche per me avervi conosciute.
Seguimos en contacto! Spero di rivedervi presto a Barcellona, o Valencia, qui sà.
Petonets...
anA periferic-Ah!!