sábado, 25 de abril de 2009

EL SUICIDIO COMO ACTO POLÍTICO

concepto de suicidio

Hay personas que son totalmente desconocidas para la opinión publica italiana. Entre ellas estaba Roberta Tatafiore. Feminista histórica, socióloga y escritora italiana, libertaria convencida, una libertaria que sabía y quería combatir el Estado. Decidió con el suicidio escaparse de las absurdas leyes del Estado sobre el "Fine Vita", demostrando que la vida es propiedad individual, que solo ella tenía en sus manos el destino de su existir. En los últimos meses solo rompió su silencio para hablar de Eluana Englaro, la mujer que murió el 9 de febrero tras pasar 17 años en estado vegetativo, y pedir que la dejaran morir en paz. En este momento defendiò la posición de los padres, poniéndose en contra del Estado, la legislaciòn, la indecente derecha, la indecente izquierda y el indecente centro político italiano, decidiendo discutir en Parlamento sobre "como tenemos que morir".

"Me pregunto sobre las razones del resultado paradójico del llamado caso Englaro", escribió entonces Tatafiore, "el padre de Eluana ha logrado liberar a su hija de una vida no vida... pero a un precio muy alto: tendremos la peor ley que existe en el mundo sobre la voluntad del fin de la vida...".

En ese último artículo, razonaba así: "Solo hay dos formas de morir por voluntad propia: recurrir al suicidio (que no por casualidad en alemán se dice Freitod, muerte libre) o fiarse de las leyes que establecen los límites dentro de los cuales uno, algunos o algunos otros, pueden acelerar nuestra partida...".

Periodista, ensayista, fundadora del centro Virginia Woolf, posfeminista y ex directora de la revista Noi donne, Tatafiore escribió ensayos sobre pornografía, sobre los hombres, sobre el mercado de la prostitución. Era la mayor especialista italiana sobre ese tema, según plasmó en su libro Sexo en el trabajo.

Escribió la prefación de libro de Wendy McElroy The Legs of Freedom (Le gambe della libertà) donde dice: "el Estado es omnipresente, el Estado está en los burdeles, el Estado está en las calles. El Estado, que controla tanto la puta regular como, si no mas, la puta clandestina, es para nosotras libertarias y libertaria como Wendy McElroy, el predador de las libertades económicas y civiles, es el impostor de los impuestos, sea en su versión liberal, que llamamos progresista, sea en su versión conservadora".


4 comentarios:

chiara dijo...

"La mía ha sido verdaderamente una elección, una elección largamente reflexionada, preparada, acompañada en los últimos tres meses de un diario, ocupación que me ha dado luz en estos últimos días".

lasciatemi addormentare come Saffo

Anónimo dijo...

Voilà el comentario que borré y quería escribirte, sobre otra historia casi desconocida (disculpa el español pero lo he traducido de prisa):

Yolanda Gigliotti, conocida por el nombre de arte Dalida nació 17 de enero de 1933, por parte de los padres emigraron de Italia (Serrastretta, Catanzaro) en Egipto, a Choubrah un pequeño suburbio afueras de El Cairo. Su infancia fue perturbada por un trastorno del ojo que obligó a llevar gafas y que le hace un poco bizca.
El Festival de San Remo en 1967 acoge Dalida cantando junto a Luigi Tenco "Ciao amore ciao", escrito por el mismo Tenco: Dalida graba la canción en francés, manteniendo el mismo título. Impresionada por la belleza de la canción, parece haber sido la misma Dalida a persuadir a el cantante a participar en el evento.
El jurado luego a eliminado "Ciao amore ciao" y el 26 de enero Luigi Tenco se suicidó con un tiro en la cabeza. Fue Dalida que a entrar en la habitación del hotel encuentra Tenco al suelo. La cantante, que pretendía parar el Festival de San Remo, lo dejará. El 26 de febrero 1967 Dalida intenta quitarse la vida en París. Planea todo para despistar su personal, finge ir al aeropuerto de Orly, alquila la habitación numero 410 del hotel “Príncipe de Gales " utilizando su nombre Yolanda Gigliotti, cuelga en la puerta de entrada una nota en la que ella pone escrito "Por favor, no molestar" y ingiere muchos fármacos después de haber escrito tres cartas.
Una camarera, insospechada por una luz filtrada por la puerta de la habitación, advierte el director que entra y se encuentra Dalida en coma. Después de cinco días, la cantante sale del coma.
…pasan varios años, muchos éxitos y caídas.
Aprovechando del largo puente de la fiesta de los trabajadores sábado 2 de mayo 1987 Dalida llamó a su hermano-manager Orlando y le anunció que había pospuesto un servicio de foto previsto y dice a la camarera que más tarde tenía la intención de ir al teatro y le pide que la despierte a las 5 de la tarde del día siguiente. En realidad, el coche hace el recorrido de la manzana y vuelve. Barricada en su casa de la rue d'Orchamps toma un cóctel de barbitúricos.

En Montmartre, 3 de mayo de 1987, Dalida quita la vida veinte años a partir del primer intento y diez del segundo.
Deja cerca del cuerpo un billete: "La vida me es insoportable. Perdonadme"

j

Anónimo dijo...

Non lo sapevo......avevo letto, tempo fa' alcuni frammenti di "Le Gambe della liberta'"e mi era sembrata una signora italiana con i controcoglioni, scriveva sui dei problemi "fondamentali da risolvere" come sul fatto di far diventare legale la prostituzione al chiuso che di fatto esiste, discutere di tassazione, capire cosa fare della prostituzione di strada che è legata all'immigrazione clandestina e la questione del controllo sanitario.

Abbraccio
A*

Titus Bresthell dijo...

http://radiomolotov.blogspot.com/2009/03/ccc-cnc-ncn-suicidio-modo-duso-1989.html